Sin duda uno de los lugares de fiesta más legendarios para los chavorrucos fue, es y será el Bull Dog Café, pero tristemente después de décadas este sábado fue la última noche de este lugar que nos dejó grandes recuerdos, fue uno de los escenarios que marcaron el inicio de la mayoría de las bandas del rock mexicano, aunque en los últimos años se abrió más para toda la escena independiente que también tuvo una de sus primeras oportunidades para tocar frente a casi 2mil personas. Las grandes ventajas de este lugar lo hicieron único, no había cadenero al menos no como en los otos antros, aquí todos entraban con solo formarse, no había código de vestir, las mareas rojas eran la especialidad de la casa, los “jochos” afuera fueron la salvación de muchos.

Vimos desfilar infinidad de bandas como Molotov, Fobia, Cafe Tacuva, Zoe, hasta lo mas fresa como Moderatto, Belanova, Moenia, DLD. Estar en la zona VIP era uno de los “lujos” donde podías encontrarte a cualquier cantidad de exponentes de la música nacional. Fuimos muchos los privilegiados de ser amigos de los bar tenders para poder estar del otro lado de la barra, algunas veces sirviendo tragos u otras solo bailando y cantando.

La escena independiente que en los últimos años también llegó a la música pop tuvo la oportunidad de pisar este escenario para dar a conocer su música, Sofi Mayen, Pambo, Madame Recamier, Allison, y claro! tambien la banda de nuestro chavorruco Jorge Aranda, Sweet Menta.

Las inolvidables fotos con el bull dog de la entrada y salir hasta que el cuerpo no daba más. Gracias a todo el staff, bar tenders, bandas y gente que hizo de este lugar un símbolo de la escena nocturna de la ciudad de México. Hasta pronto BULL DOG!

Facebook Comments