Robert Nesta «Bob» Marley  nació el 6 de febrero de 1945, fue un influyente músico jamaicano en las décadas de 1970 y 1980. Popularizó el estilo de la música reggae, que antes era solo regional. Su música contaba historias de su hogar, y la religión rastafari que seguía, sus canciones, muchas de las cuales eran de actualidad y políticas, popularizaron el reggae en todo el mundo en la década de 1970. ​
Entre sus mayores éxitos se encuentran los sencillos «I Shot the Sheriff», «No Woman, No Cry», «Jamming», «Redemption Song» y, junto con The Wailers, «Three Little Birds», así como el lanzamiento póstumo «Buffalo Soldier».
Días después de que fuera diagnosticado de cáncer, el músico pudo haber sido amputado, sin embargo, se negó a esta solución que le dio el médico y prefirió morir por la enfermedad. Cuando iba en el avión en camino a su casa en Jamaica desde Alemania, el músico perdió la batalla. Murió a los 36 años el 11 de mayo de 1981 y su legado en la música lo coronó como ‘el Rey del Reggae’.

 

 

 

 

Datos interesantes

 

  • Cristiano ortodoxo confeso, también seguía otras corrientes, dentro de las que destacaba el rastafarismo, mismo que él se dedicó a difundir a través de sus temas.
  • Fue apodado “Tuff Gong” debido a su fuerza física; este término significa gong volcánico o piedra volcánica.
  •  Era hijo de un militar blanco y una mujer afrodescendiente.
  • En su natal Nine Mile, la casa de Marley fue declarada monumento nacional por el Gobierno de Jamaica.
  • A su hijo mayor, Ziggy Marley, le dedicado sus últimas palabras: “Canta la canción. El dinero no compra la vida”.
  • El tema ‘No Woman, No Cry’, escrita por él, fue acreditada a Vincent Ford, un amigo suyo que tenía una tienda en Trenchtown. Gracias a las regalías de la canción, se le permitió a Ford mantener su negocio de por vida.
  •  Un grupo delictivo entró a su casa y dispararon en su contra. Su esposa recibió un golpe en la cabeza y él fue herido de bala, recibió 7 balazos, uno en el pecho, cinco en los muslos y uno más en el brazo.
  • En su niñez fue discriminado por ser mulato ya que su padre era británico y su madre jamaiquina por lo que el músico fue rechazado en ambas sociedades por no encargar en ellas.
  • Su deporte favorito era el fútbol.
  •  La idea inicial de la canción ‘I Shoot The Sheriff’ era cantar ‘I Shoot The Police’. No obstante, prefirió dejar la segunda opción por temor a ser censurado.